Warhol

 

El genio de Andy Warhol estuvo en el vender más que en el hacer. En la parafernalia de la mercadotecnia, en la creación de un personaje; en la escenificación de la creación artística. Desmitificó el mundo del arte, lo acercó a la sociedad de consumo y cambió el modelo de artista.

El personaje

Él fue su propia arcilla, venía de una familia de inmigrantes checoslovacos, y conscientemente se fue construyendo como un producto publicitario. Se cambió el nombre, se operó la nariz, se puso la mítica peluca blanca y se rodeó de estrellas mediáticas.

Desde niño Andy Warhola (su verdadero nombre) fue creativo y bastante listo. Su madre, que también tenía estas inclinaciones, le regaló su primera cámara fotográfica a los nueve años. Durante los episodios de un desorden nervioso del que fue diagnosticado, escuchaba la radio y coleccionaba fotografías de actrices con las que tapizó las paredes de su cuarto. Estudió diseño pictórico en Carnegie Institute of Technology (ahora Carnegie Mellon University), y en 1949 se mudó a Nueva York.  Fue el ilustrador comercial más exitoso y mejor pagado de la ciudad. Es a partir de década de los cincuentas que se consagra como uno de los artistas visuales más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, y crea algunas de las imágenes más reconocibles jamás producidas.

El no va más fue cuando hizo una exposición sin cuadros -hubo un momento en que se llenó tanto la sala que sacaron todos los cuadros- como si hubieran estado los Beatles en la sala.

Su obra

Warhol tiene una inmensa deuda con los medios. Fue un ávido consumidor y editor de la realidad en los medios de comunicación. Irrumpió en la escena artística del pop después de que el mundo del arte estaba saturado por el expresionismo y el minimalismo. La propuesta de Andy y sus contemporáneos fue como una fiesta; un jolgorio de sentimientos. El pop art rompía definitivamente la barrera de las clases en el arte.

Fue pionero del videoarte y la experimentación fotográfica e hizo de la serigrafía su estilo. En un día se propuso hacer la misma cantidad de cuadros que hizo Picasso en su vida, casi lo logró; lo que demuestra cuánta ironía había en su manera de pensar acerca del arte y el comercio del arte.

Jugando con la idea de los personajes icónicos crea una serie de retratos de personajes distinguidos y famosos como el de Marilyn Monroe o Mao, aunque llega un momento en su carrera en que el motivo para crear un retrato era si el sujeto estaba dispuesta a pagar 25 mil dólares por él.  Le fascinaban dese el azul de NBC, hasta una foto de un accidente de coches. El diseño de empaques se convirtió en su fuente de inspiración. Todo lo multiplicó y banalizó, pero al mismo tiempo lo estaba mitificando al llevar al mundo del arte las imágenes de la sociedad de consumo.

Convirtió su propia vida y personaje en un performance constante. Su mítica Factory fue escenario y testigo de una experimentación desbordada, un ecosistema donde convivían seres andróginos que se convertirían en íconos de una época: Lou Reed, Mick Jagger o Gerard Malanga -su impresor de origen cubano. Reprodujo en el siglo XX una fábrica de arte no muy distinta a la de Rubens.

Al final la pieza única fue él.


La Exposición

El Museo Jumex presenta la mayor exposición antológica de Andy Warhol en México 

“ Al organizar esta exposición nos planteamos dos metas: mostrar por primera vez en México un cuerpo de obra significativo de la primera etapa de Warhol e invitar a los visitantes a reflexionar sobre la capacidad que tiene el arte para estimularnos a observar críticamente una obra y nuestro entorno”. Eugenio López Alonso, presidente de la Fundación Jumex

El Museo Jumex presenta del 2 de junio al 17 de septiembre de 2017 la exposición Andy Warhol. Estrella oscura. La muestra da cuenta de los diversos desplazamientos temáticos y técnicos que marcaron el desarrollo de la práctica artística de Warhol, desde sus pinturas de productos de consumo, hasta sus series serigráficas de retratos de estrellas de cine, personajes famosos y desastres.

1 2 3 4 5

Publicado en Equestrian 

Fotos Museo Jumex