Se presenta en el MUAC primera retrospectiva de Yves Klein en México y Latinoamérica

 

 

“El cielo azul es mi primera obra de arte”, fue lo que dijo Yves Klein una tarde de verano en 1947 mientras tres amigos se repartían el mundo entre ellos. Lo que surgió como un juego se convirtió en uno de los puntos primordiales de su práctica artística. La concepción de un color: el Azul Internacional Klein, cuya cualidad fundamental es su pureza cromática y luminosidad.

Yves Klein nace en 1928, hijo de artistas, su corta carrera se caracteriza por gestos radicales que acentúan su pasión por el color, el rosa, el rojo, el dorado, pero sobre todo el azul. Y es justo este azul ultramarino el protagonista en la primera exposición retrospectiva en México de este artista que realiza el MUAC (Museo Universitario de Arte Contemporáneo). En solo siete años produjo más de 400 obras y escribió más de mil páginas; definiendo el curso del arte contemporáneo occidental. Muere en 1962, a los 34 años. La exposición profundiza en los planteamientos estéticos respecto del valor y la condición de la obra de arte y sus infinitas posibilidades de producción material, transportando al espectador al reino de la inmaterialidad.

La muestra, que se exhibe en las salas 1, 2 y 3 del recinto hasta el 14 de enero del 2018, sigue una secuencia cronológica del trabajo del artista: la monocromía, la materialidad de la carne y el arte como campo inmaterial.

Captura de pantalla 2017-10-04 a la(s) 11.20.29 Captura de pantalla 2017-10-04 a la(s) 11.20.08 Captura de pantalla 2017-10-04 a la(s) 11.19.49 Captura de pantalla 2017-10-04 a la(s) 11.19.37 Captura de pantalla 2017-10-04 a la(s) 11.19.30