e02107838754e499d3368b83ad3a88ba

#MujeresenelArte EDAD MEDIA

musico1PPlinio el Viejo en su Historia Natural, recoge el mito sobre la invención de la pintura que atribuye a una mujer llamada Kora, hija del alfarero Butades Sicyonius y que para recordar siempre a su joven amado que marchaba a guerrear a lejanas tierras, trazó sobre un muro el perfil de su sombra.

El papel de las monjas calígrafas e ilustradoras fue importantísimo, el primer ejemplo documentado de una obra de arte firmada por una mujer se remonta sorprendentemente a la Alta Edad Media, los monasterios eran los únicos lugares en donde las mujeres podían realizar tareas intelectuales.

Generalmente los artistas del medievo no firmaban sus obras y tampoco lo hacían los autores de los manuscritos iluminados, pero en el ejemplar del Comentario del Apocalipsis de Beato de Liébana que se conserva en la Catedral de Gerona (terminado en el 975) aparecen los nombres de una monja llamada Ende “pintora y sierva de Dios” (pintrix et Dei adiutrix) y del monje Emeterio. Igualmente existe otra obra realizada por monjas, conocida con el nombre de Tapiz de Bayeux, una pieza bordada de más de setenta metros de largo y medio metro de ancho, que reproduce a través de la imagen continua y por tanto de forma narrativa, la conquista de Inglaterra por los normandos tras la Batalla de Hastings del año 1066.

El Beato de Gerona (975), tiene 568 folios escritos a dos columnas y 114 miniaturas (algunas de ellas a toda una página e incluso doble página). Por tanto, es el beato con más ilustraciones conservado.
Fue donado a la Catedral de Gerona en 1078. Se cree que su origen es leonés y que posiblemente se llevó a cabo en el Monasterio de Tábara, en la provincia de Zamora.

Beato de Gerona SX
ende

Tapiz de Bayeux SXI
TapizBayeux