Los retratos de Juana Inés, obra en tres actos

Anitzel Díaz

Primer acto: aparece un retrato de una hermosa adolescente sentada sosteniendo un libro, fondo oscuro enmarcado por una tela roja. Vestido amarillo, mirada serena. Inscripción: “V R de Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana a los 15 años de su edad q habiendo entrado en la Corte del Virrey…” La obra aparece como referencia a retratos hechos de Sor Juana Inés de la Cruz en una ponencia de un diplomado de letras mexicanas. En dicha ponencia se refiere a la obra como del barroco circa 1666, anónimo.


Juana_Inés_de_la_Cruz

Segundo acto: después de buscar en internet por un rato veo que la mencionada pintura aparece una y otra vez citada como obra del barroco, incluso el año se repite. Hay más de cien entradas con la pieza, es el primer resultado si se busca Juana Inés. Después de acercarme a la esquina derecha veo la rúbrica, no es anónima hay una firma: J. Sánchez. Pongo en el buscador “retrato J. Sánchez Sor Juana 15 años”; encuentro solo una referencia “Quizá el ejemplo más claro del mito que persigue a Sor Juana en este siglo es el de una falsificación por un J. Sánchez que está circulando en internet, donde se retrata a Sor Juana como dama de compañía a los quince años. Aquí vemos la paradigmática juventud, una imagen sexualizada…” 1 A partir de ahí el camino es más claro. No es una falsificación, simplemente es una interpretación. El artista, un J. Sánchez o Jorge Sánchez Hernández (México, 1926-2016) en efecto es el autor. Y el cuadro es parte de una serie de 15 dedicados a la vida de Sor Juana, desde su niñez hasta la edad adulta. El único de la serie que se conoce es el de Sor Juana Adolescente, quizá por esa imagen más sensual de la que hablan Emilie L. Bergmann y Stacey Schlau, quizá porque de alguna manera reafirma la idea de Sor Juana como una adolescente hermosa y mundana. Incluso la familia del artista llegó a solicitar a Wikipedia se diera crédito al autor: “El estilo confunde la pintura con una de la época barroca, por lo tanto, ha sido muchas veces considerada como de “dominio público” (que lo sería, si el autor llevara más de 100 años fallecido). Aunque en realidad esta pintura tenga derechos de autor -y que por esta razón haya sido retirada de Wikipedia-, nuestra intención era solamente dar a conocer al artista, por lo que solicitamos que se incluyera su crédito. Pero fue más “razonable”, sencillamente, borrar la imagen”. 2

En realidad, el estilo no es barroco, más próximo al manierismo tiene algún guiño a las santas de Zurbarán, más cerca de una princesa renacentista que una cortesana de la Nueva España. El pelo, los ademanes, el vestido, el contexto, la paleta, los hombros buscando la gracia y el movimiento en la figura –variación del renacimiento. Nada dice 1666, nadie lo ha cuestionado. Incluso en la reciente serie producida por el Canal 11 se usó como referencia, escribió el pintor: “En la serie “Juana Inés”, que estrenó recientemente Canal Once, la protagonista viste como la modelo de mi obra “El Examen”, que hice en 1978-1979. Me da mucho gusto que mi trabajo sirva como inspiración para recrear historias, siendo este retrato una interpretación ficticia de la Décima Musa”.3

Honor a quien honor merece, el cuadro se llama El Examen y fue pintado por Jorge Sánchez Hernández entre 1978 y 1979. Jorge fue pintor realista abocado al retrato apegado al estilo novohispano y barroco. Su temática centrada en escenas religiosas del nuevo testamento y la serie mencionada sobre la vida de Sor Juana Inés de la Cruz realizada en el sexenio del Presidente José López Portillo.

Tercer acto: todos queremos ver a Juana Inés mundana, a la sabia, a la mujer, a la intelectual desafiante. No a la monja, no a la Sor. Descrita como hermosa, además de sumamente informada (intelectual) el mito crece. Pero la realidad es que hay algunos retratos de la monja que se tienen como auténticos. Pinturas del siglo XVIII: El de Juan de Miranda; el grabado por Lucas Valdés impreso en el segundo volumen de las obras de JI 1692; El conocido como retrato de Filadelfia atribuido hoy a Nicolás Enríquez de Vargas pintor mexicano activo 1722; el de Miguel Cabrera, ca.1750.4 En todos, incluso los que se hicieron para los billetes de 1000 y 200 pesos en la época actual vemos a Sor Juana, con su hábito, en algunos con sus libros, en otros con su pluma, en todos con el velo. Pero de alguna manera no dejo de imaginarme a Sor Juana, esto es a Juana Inés, mucho más divertida, menos severa, concentrada en sus intereses. Como dije antes mucho más mundana. Más humana.

 Juan de Miranda
Juan de Miranda

 

Lucas Valdés
Lucas Valdés
243f03c5e326ee70a38f54ca0e9fade9
Nicolás Enríquez de Vargas

 

10662930135_818fec09e1_b
Miguel Cabrera

 

Billete-México-1000-Pesos-Sor-Juana1

 

billete_200_pesos_2008
¡Ah Juana Inés, cuánto se ha dicho de ti, cuánto se ha escrito! Mujer, escritora, monja, astrónoma, costurera, matemática, música, contadora, actriz, esgrimista ¿pintora? Excepcional. Juana Inés es el reflejo de lo que queremos ser como mujeres. Cada una le añadimos detalles de nuestro propio reflejo.

—-

1 The Routledge Research Companion to the Works of Sor Juana Inés de la Cruz edited by Emilie L. Bergmann, Stacey Schlau
2. https://www.facebook.com/jorgesanchezhernandezpintor/
3. ídem
4 ICONOGRAFIA DE SOR JUANA INES DE LA CRUZ Por E. ABREUGOMEZ